Elogio de la canción como el pino mana su resina

Elogio de la canción como el pino mana su resina

Elogio de la canción,

poema, Gabriela Mistral

¡Boca temblorosa,

boca de canción:
, la de Teócrito
y de Salomón!
La mayor caricia
que recibe el mundo,
abrazo el más vivo,
beso el más profundo.
Es el beso ardiente
de una canción:
la de Anacreonte
o de Salomón. 

Como el pino mana

su resina suave,
como va espesándose
el plumón del ave,
entre las entrañas
se hace la canción,
y un hombre la vierte
blanco de pasión.
Todo ha sido sorbo,
para las canciones:
cielo, tierra, mares,
civilizaciones…
Cabe el mundo entero
en una canción:
se trenza hecha mirto
con el corazón.
Alabo las bocas
que dieron canción
la de Omar Khayyam,
la de Salomón.
Hombre, carne ciega,
el rostro levanta
a la maravilla
del hombre que canta.
Todo lo que tú amas
en tierra y en cielo,
está entre tus labios
pálidos de anhelo.
Y cuando te pones
su canto a escuchar,
tus entrañas se hacen
vivas como el mar.
Vivió en el Anáhuac,
también en Sión:
es Netzagualcoyotl
como Salomón.
Aguijón de abeja
lleva la canción:
aunque va enmielada
punza de aflicción.
Reyes y mendigos
mecen sus rodillas:
mueve ella las almas
como las gavillas.
Amad al que trae
boca de canción:
el cantor es madre
de la Creación.
Se llamó Petrarca,
se llama Tagore:
numerosos nombres
del inmenso amor.
ENVÍO
México, te alabo,
en esta garganta,
porque hecha de limo
de tus ríos, canta.
Paisaje de Anáhuac,
suave amor eterno,
en estas estrofas
te has hecho falerno.
Al que te ha cantado
digo bendición:
por Netzahualcoyotl
Y por Salomón!

Educación

1- Educación para la Libertad
Autor: Mons. Rómulo Emiliani, c.m.f.
Sitio web: Un mensaje al corazón

La responsabilidad de los padres es

formar bien a sus hijos.

¿Le interesa formar bien a sus hijos?

Pues, ¡edúquelos para la libertad!

Ahora,

¿qué es eso de educación para la libertad?

Yo le pregunto a usted,

¿le parece bien estar siempre

encima de sus hijos,

decidiendo por ellos, protegiéndolos,

aún cuando tengan 30, 40 ó 50 años?

¿No le parece esto bastante incómodo

y hasta absurdo?

Pues, existen muchos papás

que en su subconsciente desean

hacer esto y no es correcto.

Los padres tienen que educar

para la libertad.

De esa manera, sus hijos algún día tendrán

la capacidad de ser autónomos, de actuar

de acuerdo con sus propios criterios y valores.

Hay que educarlos para que sean ellos los

que decidan qué hacer con su propia existencia;

para que cada uno sea protagonista de su

propia historia y sean capaces de decidir

por sí mismos su propio futuro.

Para lograr esto, los papás tienen que

inculcar a las criaturas desde pequeñitas

una fe profunda en Dios, sobre todo, y

también en sí mismos; ayudarlos a que

crezcan con confianza en sus propias personas,

cultivar en ellos los más grandes ideales

e inyectarle los valores morales más adecuados.

La tarea de los papás es sembrar, de la manera

más inteligente y profunda posible, todos los

ideales y valores positivos y buenos.

Mientras más profundamente siembren

esto en sus hijos, y

Silvita

Diseñadora, Casada, dedico mi sitio a preservar el Arte y la Cultura Infantil, A la memoria de mi sobrina Laura Ambrosio Battistel. Material uso escolar y docente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *