Sin principio ni fin hacia la verdad siempre se inclina

Sin principio ni fin hacia la verdad siempre se inclina

Sin principio ni fin hacia la verdad siempre se inclina

 

©Victoria Lucía Aristizábal Sin principio ni fin

Sin principio ni fin hacia la verdad siempre se inclina

Que el amor no comienza ni termina

Pues es del alma su promesa y fuente

La ternura que romántica germina

Y el que crea al ser como cimiente

 

Hacia la bondad siempre se inclina

Si su voz es clara y fluorescente

La mente en corrección le determina

Pensando con afirmación potente

 

El amor es de todo carácter asistido

 

Se inclina en su expresión frondosa

En la impronta espiritual esta su nido

Suspirando sensible y temblorosa

 

Se apoya en plenitud sin cautela

En la confianza que es su pauta estelar

Con quién enciende la mágica tutela

De la dulce caricia para estimular

 

Tiene ritmo y palpita en su retiro

Y al abrirse en sus cantos triunfales

Es un puro remanso de trémulo giro

Excitando el anhelo en sus caudales

 

El amor es y está donde le solicita

 

Donde ayer lo dejamos como amantes

O como enamorados en primera cita

Que seguimos arrullándole como antes

 

No se tilda de injusto o de juguete

El amor es regalo a quién le guste

Nutrirse de este néctar en banquete

Que requiere del alma en cada ajuste

 

Surge de nuestro recóndito santuario

En la fresca caricia que la piel rocía

En el ímpetu precoz que en solitario

Alimenta el edén de quién lo ansía

 

Tiene del placer su disipado encanto

 

Con la ternura que espontánea expresa

La juventud  que con su manto

Espléndida se entrega como intensa

 

Reverbera el amor con su hermosura

Un culto que sagrado nos fecunda

A la mente como sabia que perdura

Y al espíritu de estela más profunda

 

La belleza y la bondad en el confluyen

 

En las nupcias que ilusas arrebatan

La contemplación de dos que constituyen

El tributo a la confianza si es sensata

 

El amor escucha en el rimado concierto

De la fiesta universal que sin temores

Invita a los humanos con su acierto

Para una intimidad sin pormenores

 

Porque el amor es la comunión perfecta

Patrimonio de un Dios con el diploma

A todo el que en solidaridad proyecta

Al mundo interno del ser donde se asoma

 

Nadie deja de amar, si ama de veras

 

Y si en la siembra tiene claras sus raíces

Con la semilla del alma en directrices

Sin principio ni final y en sementeras.

Autora : Dra. Victoria Lucía Aristizabal

Silvita

Diseñadora, Casada, dedico mi sitio a preservar el Arte y la Cultura Infantil, A la memoria de mi sobrina Laura Ambrosio Battistel. Material uso escolar y docente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *