Tips para cuidar el Agua recursos renovables

Tips para cuidar el Agua recursos renovables

Tips para cuidar el Agua recursos renovables

 

Tips para cuidar el Agua recursos renovables

El agua dulce es el recurso más importante

para la humanidad, transversales

todas las actividades sociales, económicas y ambientales.

Es una condición para toda la vida en nuestro planeta,

una habilitación o factor limitante para cualquier

desarrollo social y tecnológico, una posible

fuente de bienestar o la miseria,

la cooperación o el conflicto.

Para lograr la seguridad del agua,

debemos proteger los sistemas hídricos vulnerables,

mitigar los efectos de los peligros relacionados con el agua,

como inundaciones y sequías, salvaguardar el

acceso a las funciones y los servicios de agua y

gestionar los recursos hídricos de

manera integrada y equitativa.

 

La UNESCO trabaja para construir la base de conocimientos

científicos para ayudar a los países a gestionar

sus recursos hídricos de forma sostenible a

través del Programa Hidrológico Internacional (PHI),

a través de importantes del Informe sobre el desarrollo a

nivel de las Naciones Unidas Mundial del Agua, a través

del Instituto UNESCO-IHE para la

Educación relativa al Agua en Delft en los

Países Bajos, a través de más de 20 centros de investigación

afiliados sobre el agua de todo el mundo

ya través de una serie de Cátedras

relacionadas con el agua.

 

Consejos para ahorrar agua y dinero:

 

Instale en el tanque del inodoro

tapas de jaleo para ahorrar de .5 a 1.5

galones por jalada.


Instale cabezas de regadera de flujo bajo.
Instale en su tanque del inodoro ciclos de

llenado desviado para conservar

hasta un galón por jalada sin que se note la diferencia.


Limítese a tomar duchas de cinco minutos o menos.

Reduciendo el tiempo por un minuto puede

ahorrar 2,000 galones al año.


Use únicamente su lavaplatos a su máxima capacidad.

Desde 1990, la mayoría de los fabricantes de

lavadoras fabrican máquinas de uso eficiente de agua,

cuando se usan a su capacidad máxima,

usando menos de 10 galones por lavada.

 

Considere reemplazar su lavadora por una lavadora

de alta eficiencia.

Usted puede ahorrar la mitad del

consumo de agua y electricidad en cada lavada.


No utilice el chorro para lavar los vegetales,

pues se desperdicia mucho líquido.

Es preferible que use un envase donde los lave todos juntos.

Luego puede utilizarla el agua que uso para regar las plantas.


No utilice la poceta como papelera,

pues por cada descarga se gastan 30 litros de agua.

Bote cenizas, pelusas y otros desperdicios

en los recipientes destinados para tal fin.


Planifique la lavada de la ropa.

Por cada carga en la lavadora se gastan 200 litros de agua,

por lo que es mejor esperar a tener prendas suficientes para llenarla.

Con la cantidad justa de detergente se gasta menos al enjuagar y

se cuida el ambiente.

Si el agua final no tiene jabón, puede usarla para

regar las plantas o lavar los pisos.


Al cocinar, mida bien la cantidad de agua que necesita hervir.

Si llena el recipiente más allá de lo necesario se derrochará

el líquido sobre la cocina y mediante la evaporación.

Si tapa la olla, hervirá más rápido, y recuerde apagar

la llama apenas se complete la ebullición.


Ordene los platos y las ollas antes de fregarlos.

Remoje y enjabone de una vez, con el grifo cerrado, y

recuerde dejarlo sin goteos.

Luego, enjuague todo junto.

Puede asear los utensilios con menos jabón y lavarlos

con agua tibia, si tiene la posibilidad,

pues de esta manera se ahorra más.


Fomente en los miembros de la familia el

hábito de cepillarse los dientes usando

sólo un vaso de agua.

Preservará 13 litros del vital líquido por ocasión y

pagará menos al fin de mes.

Recuerde cerrar el chorro mientras se enjabona las manos.


Lavar a mano es una de las actividades

caseras en las que se gasta más agua,

si no se tiene cuidado.

Por eso, cuando lave la ropa,

no deje correr el agua mientras restriega.

Utilice una ponchera para enjabonar sus prendas de vestir,

y luego enjuáguelas con el agua fresca que sale del chorro.

Use el mismo procedimiento

con los platos y los utensilios de cocina.


No sufra si su carro está sucio;

puede lavarlo, pero hágalo con cautela.

Utilice dos tobos, uno para enjabonar y

otro para enjuagar.

Si lo hace con manguera no olvide colocar

una pistola reguladora, así no gastará más

agua de la debida. Aproveche la oportunidad para limpiar

el frente de su casa, con lo que

matará dos pájaros de un sólo tiro.


Las medidas para ahorrar agua no serán productivas

si se cumplen por una simple imposición del jefe del hogar.

Es importante que se les explique a todos los habitantes

de la casa el por qué del ahorro del preciado líquido.

Los beneficios son varios: disposición de

agua por más tiempo, cuenta menor por pagar también

en recibos de electricidad y conciencia. ciudadana.

Escuela

Cumpleaños

Silvita

Diseñadora, Casada, dedico mi sitio a preservar el Arte y la Cultura Infantil, A la memoria de mi sobrina Laura Ambrosio Battistel. Material uso escolar y docente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *