Venciendo el miedo cuento para leer con niños

Venciendo el miedo cuento para leer con niños

Venciendo el miedo cuento para leer con niños

 

©Victoria Lucía Aristizábal

Venciendo el miedo cuento para leer con niños

 

Era una noche lluviosa, una gran tempestad comenzaba a rugir y los truenos sonaban muy fuerte.

Y en una casa y una cama yacía Tomás un niño asustadizo que trataba de dormir.

Pero al sentir los ruidos tan fuertes el miedo se apoderaba de él y se escondía debajo de las sabanas. Buscando que ellas lo salvaran de tal desproporción.

Más el miedo continuaba, la lluvia no cesaba y no se atrevía a levantarse y pedir ayuda a sus padres.

De pronto ve una figura con ojos grandes que comienza a hablarle.

Y el más asustado aún aunque esta figura parecida a un búho le decía que se calmara.

Que él era un fantasmita amigable que estaba allí solo para ayudarle a superar el miedo.

Tomasito se fue tranquilizando porque esto que parecía fantasma le inspiraba paz.

Se sentía que no estaba solo y agradeció su presencia preguntándole que porque estaba allí.

El fantasmita le dijo: quiero que venzas al miedo.

Que te des cuenta que todo está en tu imaginación, en tu cabecita que ha fabricado el temor.

Tomasito miraba hacia abajo como buscando una reflexión que diera crédito a lo que estaba escuchando. Si él era el creador del temor ¿porque lo había creado?

Lo convirtió en una pregunta para su nuevo amigo.

Y le responde que la mente es una fábrica de pensamientos .

Le hace tomar conciencia de todos los momentos en que sueña en cosas que desea.

En cómo lograr hacer la tarea y que le resulte con buena nota.

Cuando sueña con sus amigos, con la profe, con sus padres, sus abuelos y el niño.

Al estar escuchando esto se va calmando y el amigo le refuerza.

Diciéndole que así como puede crear pensamientos agradables y felices.

También puede hacer lo contrario como lo ha hecho con la lluvia.

El fantasmita animado al ver la cara de alegría de Tomasito.

Le dice que un rayo se produce por dos nubes que chocan.

Solo eso y que cuando se escucha el trueno es porque ya ha pasado.

Es un aviso de que las nubes ya no se chocan.

Si vuelve a suceder son otras dos hasta que se descarga la atmósfera.

Con una lluvia que la tierra va a necesitar para poder seguir germinando el alimento.

Que todos han de necesitar.

Que alegría la de Tomasito con esta explicación.

Quedó tan agradecido que le dijo que siguiera visitándolo.

Que no quería perder su amistad. 

Y el fantasmita le pregunta: ¿y tú porque no me temes a mi?

Tomasito le dice, que porque tenía una explicación desde el primer momento.

Le había ayudado además a vencer el temor.

Entonces el fantasmita le dice que debía continuar encontrando.

En cada cosa desconocida la explicación y así podría vencer los temores innecesarios.

E ir convirtiéndose en un niño seguro de sí mismo, valiente.

Alimentando la mente con pensamientos reales y no imaginarios tóxicos.

Que solo lo pondrían inquieto y le frenarían la posibilidad de sentirse bien consigo mismo.

Desde ese momento Tomasito siguió durmiendo feliz y cuando llovía.

Y tronaba solo se dibujaba en él una sonrisa.

Buscaba en la penumbra la imagen de su fantasmita amigable o quizás era un ángel?

Autora : Dra. Victoria Lucía Aristizabal

Silvita

Diseñadora, Casada, dedico mi sitio a preservar el Arte y la Cultura Infantil, A la memoria de mi sobrina Laura Ambrosio Battistel. Material uso escolar y docente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *